Un ojo de pega que da miedo

Se sabe que los gatos que no tienen pelo tiene más problemas para relacionarse que los gatos normales

gato-ojo

Lo que no se sabía es que si pierden un ojo pierden también confianza y no se comportan igual.

El dueño de este minino se dio cuenta de este hecho y decidió ponerle al animal un ojo de pega. No sabemos si el remedio hizo el efecto pretendido, pero cuando duerme tiene que dar mucho miedo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *