En pleno aire y… ¡coño, un gato!

Estos dos pilotos principiantes que vuelan en un parapente con cabina abierta en la Guayana Francesa se llevaron una sorpresa al encontrarse con un gato que se aferraba a una de las alas para no caer al vacío. Afortunadamente, según informa la escuela de aviación de Kourou el gato se encuentra en perfecto estado tras su viaje por el aire.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *