El bote de Ketchup que te invita a ver porno gratis

No, no es una exageración. Es literal. Este bote tiene truco…

Lo cierto es que no conocemos a nadie que compruebe qué hay detrás de un código QR (ya saben, esas manchas que parecen un test de Roschard que al escanearlas con una app del móvil te abre una página web), pero a partir de ahora vamos a abrir todos los que nos encontremos por el mundo. Verán.

El protagonista de esta historia es el alemán Daniel Korell. Imaginen su cara cuando decidió probar el código QR de su bote de ketchup y se le abrió… ¡una página porno! La explicación es un poco rebuscada, pero tiene sentido: la propia empresa -que pidió perdón por redes sociales al señor Korell y al resto de la humanidad- confesó que ese código pertenecía a un concurso que se realizó entre 2012 y 2014. Al terminar el concurso, vendieron el dominio de la web. Lo que no sabían es que una página porno lo compró y, claro, ¡sorpresa!

Aquí tienen la prueba que el propio Korell publicó en Facebook. ¿Qué? ¿Probarán o no probarán a partir de ahora todos los códigos QR?

¡Guarretes!

ketchup

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *