Se convierte en ‘hombre-cabra’ porque estaba harto de la vida

Thomas Thwaites estaba cansado y resignado de vivir en el mundo de los humanos.Así que este diseñador del Reino Unido decidió vivir una experiencia que le hiciera reencontrarse con la naturaleza lejos de preocupaciones humanas, ruidos de las ciudades y demás estrés asociado a la vida en sociedad.

Thomas decidió pasar tres días siendo una cabra. Para ello se fabricó unas prótesis especiales que le hicieran imitar mejor el movimiento de estos animales de monte e incluso habló con neurólogos y psicólogos para que le ayudaran a desconectar de alguna manera los pensamientos humanos para parecerse cada vez más a los animales con los que iba a convivir en los siguientes días.

El resultado del experimento puede verse en las siguientes fotos. Lo que no ha trascendido ha sido cuál ha sido el aprendizaje de una experiencia sobre la que, desde luego, existen pocos precedentes.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *