La peor de las resacas: unas Ray-Ban tatuadas para siempre

Este hombre se pasó con el alcohol en una despedida de soltero y amaneció con una marca que jamás olvidará

Gales. Despedida de soltero. Whisky y cerveza por doquier. Algo tenía que pasar…

Cuanto este hombre despertó al día siguiente de una brutal fiesta, no podía creer lo que veía en el espejo. Al principio pensó que era un dibujo hecho con tinta o con un rotulador, pero poco a poco fue siendo consciente de la cruel realidad… Unas Ray-Ban tatuadas en la cara para toda la vida.

“No recuerdo haberme hecho un tatuaje porque yo había salido de fiesta y eso ocurrió cuando yo estaba borracho”, declaró el hombre, quien en un primer momento decidió quedarse con el tatuaje y no borrarlo. Sin embargo, tras tener que aguantar un millar de burlas después de que su historia se hiciera viral, ahora ha decidido quitárselo con seis ciclos de láser. Al menos la resaca tiene solución… Eso sí, barato no le ha salido.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *