La peor venganza contra un marido infiel

Un plato que se sirve mejor caliente

La escritora Amanda Chatel, una neoyorquina de 35 años, descubrió que su marido le estaba siendo infiel, y tuvo la idea de planear una llamativa y original venganza que sirvió…caliente.

Después de darse cuenta de que su esposo se había acostado con una joven de 20 años, Chatel contactó con una empresa de Internet que se dedica a arruinar un día de la vida de alguien.

De esta forma, por el módico precio de 16 euros, contrató el envío de una caja llena de heces de caballo. Delicioso.

venganza

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *