Una lección que no olvidará jamás

Una discusión que sucede en Rusia: Una mujer le reprocha a otra -un poco altiva ella- que no ha recogido los excrementos de su perro de la calle. La dueña del animal, que no tiene la culpa de nada el pobre, hace caso omiso a las advertencias e incluso se pone chulita. Lo que pasa después es… una lección que no olvidará jamás. ¡Dentro vídeo!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *