La hija de Fran Rivera obliga a su padre a que le enseñe a torear

“¡De aquí no se mueve ni Dios hasta que no me enseñéis a torear!” ha sido el grito que se ha escuchado esta mañana en la residencia del torero Fran Rivera. Lo sorprendente es que las palabras salían de la boca de su hija que tiene apenas 5 meses de edad mientras tomaba el biberón de las diez de la mañana.

La bebé, de nombre Carmen, no ha dudado ante la mirada atónita de su padre: “esto debe ser una broma, tanta mierda de biberón y de leche enlatada, yo lo que quiero es coger a ese toro, decirle quién manda aquí y que se ponga tan fiero que le diga a esas malditas vacas que me den mi jodida leche”.

Al torero no le ha quedado más remedio que aceptar las exigencias de su hija debido a que la niña le estaba asustando al dejar de ver ‘Dora, la exploradora’ y mirarle de frente con cara desafiante. “Y quiero que subas una maldita foto a internet para que los niños de la guardería sepan quién es la verdadera jefa” ha continuado diciendo la bebé.

Fran Rivera ha tenido que hablar antes con el novillo para pedirle que se dejara ganar, que si no por la noche su hija le mandaría al sofá. Algo que ya hizo el mes pasado cuando exigió al torero ver ‘MasterChef junior’ porque “esos niñatos no saben hacer ni un huevo frito decente y me apetece reírme de ellos”. Rivera le negó ver el programa y acabó durmiendo en el establo del cortijo del que es propietario.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *