El poder oculto de un Ferrero Rocher

Desde que Isabel Preysler anunciase hace ya uno cuantos años por primera vez estas bolas de chocolate que a tanta gente gusta, al producto se le asocia con clase, distinción y fechas navideñas. Hasta ahora.

Nadie se había dado cuenta del poder oculto que encierran estos dulces. No, no se trata de que al comerlos nos cure de alguna enfermedad intratable. Tampoco es un método infalible, que sepamos, contra la vejez o el mal humor. De lo que se trata es de un producto que tiene aplicaciones tecnológicas. Así como suena.

En concreto el envoltorio que recubre cada Ferrero es un engranaje en potencia. ¿Imaginas la de utilidades que un/a manitas le puede sacar? Fácil, sencillo y económico. Y si no nos crees, mira (pincha) la siguiente imagen.

ferrero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *