Tal día como hoy en 1482… Boabdil se convierte en rey de Granada

No queda granadino que no conozca la figura de Boabdil. Aquel rey moro que fue capaz de anteponer su amor por la ciudad a sus ganas de defender su supremacía sobre la capital de la Alhambra. Boabdil hijo de Aixa y Muley Hacén, tuvo en aquel 23 de mayo de 1482 un día señalado.

Hace ahora más de cinco siglos, Granada estaba muy dividida entre quienes querían que Muley Hacén continuase en el trono de la Alhambra y quienes entendían que la ciudad ya había agotado un ciclo. En concreto uno que había estado salpicado más por los líos de faldas que por una política protectora del Reino Nazarí.

Muley Hacén había descuidado a sus discípulos y estaba más preocupado en su harén y en la cristiana que decían había convertido al islam tratando de lograr su amor que en defender Granada de los Reyes Católicos. De hecho para 1482, los cristianos ya estaban sitiando el reino.

Por eso no es de extrañar que Boabdil, más comprometido con Granada, encabezase una campaña, en todos los sentidos, por hacer ver a los granadinos que él era el líder que necesitaban para que el esplendor árabe continuase por estos lares. Así logró el apoyo de los Abencerrajes que se enrolaron sin condiciones en el ejército de Boabdil contra su propio padre. Lo hicieron porque poco tiempo antes tanto Muley Hacén como su hermano El Zagal habían ordenado una matanza contra dicha casa por supuestos líos amorosos.

boabdil-granada

Aquel 23 de mayo de 1482 el hijo fue capaz de doblegar a su progenitor. Tras una lucha incansable, los adeptos del entonces rey acabaron por hincar la rodilla provocando la alternativa en el trono nazarí. Empezando también entonces un periodo de hostilidades entre Boabdil y Muley Hacén por tratar de que este último recuperase el trono.

Quizá por eso o no, los Reyes Católicos tuvieron más fácil avanzar hasta Granada debido a que los árabes del reino estaban divididos por no saber a quién apoyar. Aquel 23 de mayo de 1482 Boabdil accedió al trono pero quizá aquel día empezó el inicio del fin del Reino Nazarí de Granada que diez años más tarde caería en manos de los cristianos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *