El secreto que pocos granadinos conocen sobre la Alhambra

Tantos siglos en pie. Tantos siglos contemplando Granada desde su altar en el monte de la Sabika y resulta que sigue guardando poderosos secretos. Algunos de ellos están aún sin descubrir y otros directamente son desconocidos para la mayoría de los habitantes. Lo que es peor, para los granadinos.

El que traemos hoy en El Bolardo es uno de esos que causa mucha sorpresa. ¿Por qué? Porque la Alhambra no es solo lo que parece ser. No es solo una construcción de una ciudad palatina sino que tiene una utilidad bastante interesante. Tiene que ver con el sol, con la sombra y con saber en qué hora del día estamos.

Sí, la Alhambra es un gigante reloj solar. Casi podríamos decir que uno de los más grandes del planeta. La Alhambra se construyó así para saber sin mirar ningún reloj, qué momento del día es. Una utilidad que hace que a mediodía, las estancias de la Alhambra queden divididas por la mitad gracias a la sombra que el sol proyecta.

bolardo-alhmabra

Aunque su utilidad como reloj solar es algo que se sabe desde hace tiempo, la mayoría de quienes la visitan o saben de su existencia lo desconocen. Si bien es cierto que cuando mejor se observa este fenómeno es en invierno cuando la órbita del sol es mucho más baja que en verano e incide mejor sobre las estancias de uno de los monumentos más bonitos del planeta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *