8 niños-rata granadinos competirán en los Juegos gracias al físico ganado con ‘Pokémon Go’

La tecnología es capaz de cambiar el mundo y si no que se lo digan a un grupo de ocho jóvenes granadinos que han logrado una auténtica gesta, clasificarse para la maratón de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de este próximo mes de agosto. Lo han logrado ‘in extremis’ pero ahí estarán representando a España y a Granada.

Todo gracias a ‘Pokémon Go’ que les ha hecho salir de sus casas, de sus consolas y de sus ordenadores y adquirir un fondo físico que los coloca como claros favoritos para hacerse con las primeras posiciones de la prueba de atletismo. Los niños, que tienen edades comprendidas entre los 14 y los 17 años, forman parte del Equipo Valor (equipo rojo) del citado juego y han sido capaces de ganar la mayoría de gimnasios de Granada capital.

Francisco, uno de los padres de estos niños, califica lo sucedido como de “auténtico milagro, mi Juanito no salía ni para ir a comprar el pan y ya no sabíamos que hacer, ahora hasta nuestro perro se esconde cuando le ve temiendo que le vaya a sacar para ir a buscar Pokémon durante tres o cuatro horas”.

No ha sido fácil, reconocen, y en un comunicado que han enviado a los medios afirman que la decisión de presentarse a los Juegos Olímpicos la tomaron al “ver que no nos quedaban más gimnasios y que por lo visto en Brasil hay otro tipo de Pokémon que en Granada ni de coña”. También reconocen en la misma nota que “si no hubiésemos estado entrenando todos estos años jugando más de diez horas diarias a nuestras consolas, no habríamos llegado a dominar ‘Pokémon Go’ tan pronto”.

A partir de ahora, los ocho niños, naturales de Granada, se prepararán de cara a su viaje a Brasil con horas de intensa caminata por alguno de los ríos y mares más importantes de Andalucía “para conseguir Pokémon de agua que vencerá a los de fuego que son los que más hay en Brasil”. Eso sí, no quieren que se les deje de considerar niños-rata porque “es un adjetivo que nos hemos ganado con mucho esfuerzo y ser ahora deportistas de élite no puede hacernos borrar un pasado del que estamos orgullosos”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *