5 consejos para no asarse en Granada en verano

No son muchos los que se quedan a pasar la estación más calurosa del año en la ciudad, pero siempre queda algún que otro valiente (o temerario) que se atreve a retar a las altas temperaturas de agosto y pasar sus vacaciones en la capital.
Si te encuentras entre este reducido número de personas, te damos algunos consejos para resistir el calor y el abandono de Granada en estas fechas.

1. Reestructura tus horarios de vida
Por cuestiones de salud, no se recomienda salir a la calle en las horas de más sol. Lo más aconsejable es convertirte en una criatura nocturna, y limitar tus horas de exterior entre las 21:00 de la noche y las 9:00 de la mañana. Existe el riesgo de que en tu entorno se desate el rumor de que eres un vampiro, algo que cesará en cuanto llegue el invierno y puedas salir durante el día.
*Nota: puedes encontrarte con el pequeño inconveniente de que la mayoría de los comercios cierran a las 20:30, pero siempre quedará algún bazar disponible en alguna esquina.

2. Búscate un buen acompañante
Y no, no hablamos de personas. Tu mejor aliado será (en el peor de los casos) un ventilador o (en el mejor) un aire acondicionado. Ya sea para dormir, ver una película o planchar la ropa. Son el tipo de acompañantes que en el verano granadino harán tu vida más amena, aunque su conversación tienda a limitarse a un “fsss” o algún “tac tac tac”.
*Nota: si el último ruido se repite en exceso, sería recomendable adquirir un acompañante nuevo.

3. Vete a vivir a los bosques de la Alhambra
El lugar más bonito de la ciudad puede ser también uno de los más acogedores. Si nadie te echa de allí porque sea ilegal, puede integrarte entre la vegetación y mudarte a vivir con un aspersor. Te aseguramos sombra y agua fresca, y si no tienes problema en alimentarte de insectos, tampoco te va a faltar comida.

DSCN0010

4. Consigue una piscina
No importa si es tuya propia, compartida con vecinos o del primo del hermano de tu amiga de la infancia. Aquí lo importante es tener un lugar en el que ponerse a remojo en las horas más duras de los días estivales. Si es compartida, puedes encontrar la pequeña molestia de que haya gente gritando o perturbando tu calma de cualquier forma. No te preocupes, siempre quedará la opción de hacerles leer esta lista borrando el punto cuatro.

5. Huye
A Sierra Nevada, a la playa, a otro país. Es la opción menos recomendable ya que lo que la idea es sobrevivir sin abandonar nuestra preciosa ciudad, pero en caso extremo de que ninguno de los puntos anteriores tenga efecto, siempre quedará la opción de buscar un lugar en el que refugiarnos donde las temperaturas sean menos extremas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *