Un inglés lleva 25 años perdido en las calles del Albaicín sin saber llegar a Plaza Nueva

Era 22 de agosto de 1991 cuando Jonas Franklin, natural de Leicester en Reino Unido, decidió que había llegado la hora de viajar a conocer esa ciudad de la que todo el mundo le hablaba. Viajó hasta Granada y desde entonces vive una aventura inigualable. Tras aterrizar en la ciudad y querer recorrer el centro histórico se adentró en el Albaicín sin saber que jamás volvería a salir de allí.

TFGP.

Este es el relato de un hombre que lleva más de 25 años perdido entre los callejones del Albaicín tratando de encontrar un acceso a Plaza Nueva. “Llegué a Granada sin saber ni papa de español y ya hasta sé decir papa de tantos años aquí” explica Franklin que nunca ha tenido residencia propia. Él mismo asegura que se adentró en el Albaicín tratando de encontrar el mirador de San Nicolás pero que de momento no ha dado con él por eso se conforma con llegar a “Plaza Nueva que me han dicho que es más fácil”.

Así lleva más de dos décadas deambulando por las calles de uno de los barrios más importantes de la capital. Sostiene que “sé que existe la Alhambra porque de vez en cuando la veo a lo lejos, entre casas” pero al mismo tiempo confirma que “no tengo casa porque espero poder salir algún día de este barrio, mira, creo que por ahí se va a Plaza Nueva”. Pero no, por ahí no se iba a Plaza Nueva. De hecho mientras le entrevistábamos, lo más cerca de la civilización que llegamos a estar fue al principio de la calle Calderería.

Sobre el hecho de no tener casa, a Franklin no le preocupa en absoluto pues “cuando me canso de dar vueltas me siento en el suelo, saco la flauta que llevo en la mochila y los perros se me acercan para darme cariño”. Si bien ha pensado alguna vez en pedir ayuda a alguien, no le ha servido de mucho. Primero porque solo le entienden ingleses como él que no saben tampoco llegar y segundo porque no dispone de teléfono móvil para avisar a nadie ya que cuando viajó a Granada ni siquiera internet existía como hoy. Por lo que hay Franklin para rato en el Albaicín.

Una Respuesta

  1. karla

    Que miedo… Pero ¿como accedieron a entrevistarlo y luego no lo sacaron de ahí tal como los periodistas volvieron a sus casas?… es muy raro todo

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *