Cuando Granada tenía otro Paseo de los Tristes junto a la Virgen de las Angustias

La mayoría de los granadinos que hoy viven en la ciudad no caen en la cuenta que bajo sus pies hay un río aunque no puedan verlo. No se trata del Genil pues está a la vista de todos desde Sierra Nevada hasta el mismísimo Guadalquivir, sino que se trata del Darro.

Hace más de 70 años este río que hoy baña el Paseo de los Tristes provocaba en su camino otra suerte de paseo que durante muchos siglos estuvo ahí. Era tan bello como el que hoy visitan millones de personas cada año. Pero no guardaba respeto con los ciudadanos. No por su culpa, sino por el inevitable crecimiento de una Granada siempre impetuosa.

Reyes catolicos

Por eso, a principios del siglo XIX, las lluvias caídas sobre la capital granadina provocaron que el río Darro se desbordase a su paso por zonas como Plaza Nueva o la misma Reyes Católicos. Porque aunque no lo sepan muchos, por ahí pasa el río Darro. Lo hace justo bajo sus pies y sin molestar absolutamente a nadie.

Debido a aquellas riadas, los gobiernos granadinos de aquellas épocas tomaron la decisión de que había llegado la hora de tapar todos los tramos desde el final de la acera del Darro hasta el punto en el que este río se une con el Genil para viajar juntos hasta el Guadalquivir. Si bien el Darro se tuvo que ir cubriendo por tramos, por falta de presupuesto, una parte muy importante quedó al descubierto.

Más o menos desde lo que es hoy Puerta Real hasta el mismo puente romano. En todo ese tramo el Darro saludó durante tiempo a los vecinos de Granada. Porque el dinero no llegaba y porque la Guerra Civil paró cualquier inversión en toda España. Tras la cual, el Darro cerraría sus ojos para siempre a la ciudad.

Hace 70 años que el río fue embobedado y tapado dando lugar a las calles que hoy todos conocemos. Unas calles tan bellas que sin embargo nos privaron de un Paseo de los Tristes tan largo como peligroso para los ciudadanos. Aunque, quién sabe, quizá Granada habría sido muy distinta a como es hoy.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *