Un niño de 7 años y un adulto de 64 hablan sobre la vida y este es el maravilloso resultado

Nos hemos emocionado viendo este vídeo. En él hemos comprobado cómo las cosas se ven de manera distinta según pase el tiempo. Cuando somos unos niños apenas vemos lo malo de las cosas que nos rodean y mantenemos la pureza de vivir que durante el resto de nuestros días anhelamos volver a tener.

En cambio cuando somos adultos vamos adquiriendo responsabilidades, conocemos el amor, el trabajo… y llega un momento en el que la sabiduría nos permite ver las cosas con otra perspectiva. De esto va el vídeo. Un vídeo imprescindible.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *