El invento que no te esperabas: comprar nieve para hacer un muñeco

Hay ideas extravagantes y originales y luego está esta. La que tuvo un joven llamado Kyle Waring de Boston en Estados Unidos (dónde si no). Allí, una tormenta de invierno dejó centímetros y centímetros de nieve hace un tiempo y decidió meter los copos en pequeñas botellas para regalarlos a modo de broma.

Lo que empezó como un juego se ha acabado convirtiendo en una curiosa empresa, modesta, eso sí, que es capaz de cumplir el sueño de cualquier almeriense. Sin que se nos enfaden nuestros vecinos, la idea de esta empresa fundada por el señor Waring es la de hacer llegar estos kilos de nieve a aquellas zonas en las que han visto la nieve tan solo en televisión.

muneco-nieve-pedidos-boston4-e1482690144993

El reto no es fácil porque consiste en meter en cajas, preparadas para ello, varios centímetros de agua congelada que en el trayecto puede derretirse. Si bien de momento el plan le ha funcionado y según parece ha logrado vender ya más de 1 tonelada de nieve. Lo que no inventen estos estadounidenses…

El precio es un pelín prohibitivo. Oscila entre los 80 y los 250 dólares (lo mismo más o menos en euros) y permite que nuestro protagonista seguramente esté pasando unas Navidades mucho más holgadas de lo que habría soñado nunca.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *