Un granadino sigue celebrando la Nochevieja de 1978

Año nuevo, vida nueva. Esa frase que se suele repetir a menudo cuando se llega otra vez al 1 de enero, no es lo mismo para un granadino que lleva ya 39 años celebrando la misma Nochevieja. Isidro López es un vecino de Montefrío que el pasado 31 de diciembre salió de casa para celebrar que acababa un año. El problema es que el año que acababa para él era 1978 y no 2016.

Para Isidro hay razones para seguir anclado en aquella Nochevieja: “He conocido a mi parienta, el Adolfo Suárez este me parece majo y aún podemos volver a ganar Eurovision”. Esas, que son las principales razones por las que este granadino defiende seguir viviendo en el pasado, no son sin embargo las únicas. Al parecer, según relatan fuentes de su entorno cercano, Isidro se pasó con el cotillón de Nochevieja y bebió garrafón.

Lo extraordinario es que Isidro tiene 35 años por lo que jamás vivió en 1978. Si bien no se descarta que el hombre esté pasando por un periodo de alucinaciones, vecinos de Montefrío creen que ha podido tener una revelación y que está viviendo la vida de otra persona. “Creemos que en realidad Isidro es Manolo el mecánico que murió cuando Isidro nació y que estaba enamorado de su España del año 78” señalan sus allegados.

Creen que puede estar viviendo la vida de otra persona porque “como ha bebido tanto lo mismo ha hecho contacto en alguna parte, vete a saber” relata Juan, el primo menor de Isidro. Si bien no descartan despertarle de su sueño, van a dejar que siga viviendo en 1978 porque al menos “no nos da el coñazo como cada Navidad” pues sostienen que desde que tiene cuñado, “Isidro ya no es el mismo”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *