Tal día como hoy en 1487… Boabdil lucha con su tío por el trono de Granada

El último rey nazarí que ha tenido Granada vivió un 21 de enero uno de sus días más memorables y también uno de los más complicados. Aquel día de 1487 se alzó como el legítimo heredero del trono granadino pero lo tuvo que hacer incluso contra su propia familia, luchando contra su tío El Zagal.

Fue una disputa táctica y reñida con quienes defendían el legado al frente del reinado de El Zagal. Pero Boabdil no dudó un instante y entró con sus soldados y aliados en el Albaicín para luchar sin reparos contra los fieles de quien ostentaba en ese momento a la corona. No obstante el propio Boabdil se sabía capacitado para vencer porque además anhelaba poder defender mejor el reino de lo que lo estaba haciendo su tío.

Por eso tras una dura batalla, Boabdil obtuvo su recompensa después de que años antes el propio Zagal le hubiese quitado el trono. Fue a comienzos de 1487, en esta fecha cuando el último rey de los nazaríes de Granada logró su propósito no sin antes acordar con El Zagal que él se encargaría de comandar en la Alhambra mientras que a su tío le entregaba dominios de Almería, Málaga y el norte de la provincia granadina.

Los historiadores no terminan de ponerse de acuerdo sobre las verdaderas intenciones que subyacen en toda esta lucha. Pero hay una teoría principal y es que cuando Boabdil estuvo preso por los Reyes Católicos estos acabaron por liberarle con la intención de que volviese a Granada y luchase contra su tío para que la monarquía del Reino se debilitase con sus propias disputas internas. De hecho, años después el propio Zagal se declararía vasallo de los Reyes Católicos en lo que se pudo considerar como una traición.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *