La misteriosa tumba del rey granadino Muley Hacen

Su nombre es conocido por todos aunque solo sea por hacer referencia a que con él se apodó al pico más alto de Sierra Nevada y de la península Ibérica. El rey Muley Hacen, lo fue hasta en dos ocasiones flanqueado en el tiempo por Boabdil y el Zagal. Pero más importante incluso que su vida, está el misterio de su muerte.

Al haber fallecido en 1485, la posibilidad de encontrar informaciones lo suficientemente contrastadas sobre el lugar en el que reposan sus restos es muy complicada. Por ello realmente nadie sabe dónde se encuentran los restos mortales del hombre que gobernó el destino de Granada durante más de 20 años.

Sin embargo, una leyenda al respecto del lugar en el que podría estar, es la que más ha sobrevivido al paso del tiempo. Según esta, su amada Zorayda cumplió la última voluntad de Muley Hacen cuya vida se apagó entre la amargura y la tristeza de ver cómo sus fuerzas no podían hacer frente a la reconquista cristiana. La última petición de este rey fue que lo enterraran en Sierra Nevada.

Que su cuerpo descansase eternamente bajo los pies del pico que lleva su nombre. Un pico que además tiene una extraña forma piramidal que ha hecho las delicias de muchos amantes de las leyendas. Pero aquí viene el misterio, aunque durante cientos de años esa creencia se ha extendido con fuerza, nadie ha logrado confirmar si de verdad Muley Hacen está ahí o si por el contrario se encuentra junto a la cuneta de la actual autovía hacia Motril. Un lugar mucho menos idílico y en el que algunas voces creen que reposa la misteriosa tumba.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *