Ser aficionado del Granada es la principal causa de divorcio entre los granadinos

Un estudio de la Universidad de Granada ha determinado que la pasión por el fútbol puede tener consecuencias fatales para una relación de pareja. Según la investigación hecha entre más de 1.500 personas, ser aficionado del Granada Club de Fútbol es la principal causa por la que los matrimonios granadinos ponen fin a su relación.

“Los divorcios están directamente relacionados con el Granada” asegura Juan Setenta y Cuatro, uno de los investigadores que ha liderado el equipo. “Desde hace años observamos que aquellos matrimonios en los que uno dice ser del Granada acaban rompiéndose a los pocos meses” añade. A esa conclusión llega tras atestiguar que no importa el sexo del aficionado, ni el que practique ni el que sea, porque el Granada “acaba corrompiendo la relación”.

Además del hecho de que descienden las probabilidades de tener hijos en una pareja así debido a los disgustos deportivos continuos, entre las principales cuestiones por las que ser aficionado nazarí determina un divorcio están: Asumir que Ighalo ya no volverá, decir que Floro Flores no tuvo oportunidades suficientes o que el Elche no es tan malo. Estas tres son las principales cuestiones de debate que acaban rompiendo la pareja transcurrido el tiempo.

A su vez la investigación sostiene que “ser aficionado del Granada no es tan grave si lo comparas con serlo del Granada Atlético porque los hay que aún lo son” relata Juan. Precisamente estos últimos aparecen en el estudio como “seres solitarios que aspiran a tener algo que nunca tendrán, ya sea un equipo de fútbol o una relación amorosa”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *