La gran mentira sobre Boabdil que no conocías

Boabdil fue el último rey árabe que tuvo Granada y la península Ibérica en el siglo XV. Tras la reconquista por parte de los Reyes Católicos de todo el territorio peninsular, Boabdil no solo entró en la historia por ser el último sino por ser muy especial. Se dice que en la víspera de aquel 2 de enero de 1492 en que entregó la llave de la ciudad a los reyes, el monarca nazarí estaba ya muy unido personalmente a sus rivales políticos.

Con el paso del tiempo son muchas las crónicas que hablan de que Isabel, Fernando y Boabdil pudieron llegar a considerarse algo más que conocidos debido al tiempo en que estuvieron negociando la rendición de Granada. Lo que no aparece en ninguna de esas crónicas, siempre y cuando sea lo suficientemente veraz, es que sobre Boabdil se pronunciase una frase que con el correr de los siglos entró a formar parte de la memoria colectiva.

Fue Aixa, su madre, al ver cómo su hijo renunciaba a Granada y se marchaba en dirección a su propio ‘suspiro’ cuando le dijo: “Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”. La frase, que hoy en día tiene evidentes connotaciones machistas, en realidad nunca se dijo. Es más si se dijo nadie lo supo nunca porque la huida de ambos no terminó con un regreso posterior en el que pudieran confirmar aquellas palabras. Lo que sucedió es que aquella oración fue escrita tres siglos después por el padre Echevarría en la obra ‘Los paseos de Granada’ donde pretendió desacreditar al último rey nazarí de España.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *