El muro de la Alhambra que encerraba un mensaje oculto

Granada está repleta de curiosidades. Vayas hacia donde vayas, en la capital o en la provincia, es fácil que encuentres algo que llame tu atención por ser diferente. Si hay un lugar de la ciudad que encierre más misterios ese es sin duda alguna la Alhambra. El palacio rojo tiene muchas historias por desvelar y una en concreto que se escondía en uno de sus muros.

Es vox populi que los escritos que hay en las paredes de la Alhambra son tan ricos en arte, poesía, religión y filosofía, que es fácil perderse entre una ingente cantidad de oraciones que invitan al visitante a reflexionar. Pero hasta hace no demasiado tiempo había una frase que haría palidecer a cualquier pasaje de ‘Juego de Tronos’.

Justo en la puerta del Mexuar, en la entrada a los palacios nazaríes había una leyenda que hacía que quienes entrasen allí supieran a lo que se exponían. “Entra y pide. No temas pedir justicia, que hallarla has”. Una declaración de intenciones que demuestra a las claras la vocación que entonces tenían los monarcas árabes de Granada. Por un lado eran señores y además impartían justicia. Aunque no siempre fuese la más oportuna.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *