La leyenda del chino “roba órganos” de Granada

La historia que vamos a contar a continuación ha corrido como la pólvora en los últimos tiempos en Granada. Si bien no hay dato oficial que lo corrobore, son muchas las personas que afirman que pasó de verdad y que todos deberían tenerlo en cuenta para evitar dar con la misma suerte.
Según el relato, hace algún tiempo, una pareja de novios estaba paseando por Granada capital cuando de pronto a la chica le apeteció comprar algo en un establecimiento de origen asiático. El novio no la siguió dentro y la esperó fuera. Empezando ahí el problema que se ha convertido en un mito granadino. Aunque no se quiere explicar exactamente en qué lugar pasó, hay quienes sí lo dicen abiertamente.
Mientras el novio esperaba a su pareja en la puerta de este establecimiento se percató de que habían pasado muchos minutos y de que ella no aparecía. Nervioso e inquieto decidió entrar a buscarla y fue entonces cuando no la halló. Al querer enterarse de dónde estaba, el trabajador chino que había en la tienda lo echó de la misma y cerró la persiana.
Lógicamente este joven granadino no dudó en llamar a la Policía Nacional y hacer que se personaran en el lugar del suceso. Tras un forcejeo lograron entrar dentro de la tienda y ver a la mujer semidesnuda y con heridas. Al parecer había sido víctima de un asalto en el que el trabajador chino pretendía robarle sus órganos.
Una leyenda que muchos granadinos conocen y que otros tantos callan pero que ha entado directamente en el capítulo de las urbanas. ¿Realidad o ficción?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *