El aeropuerto de Granada estrenará una ruta aérea entre Peligros y La Zubia para evitar los atascos de la autovía

Es una escena habitual y está a punto de morir. Nos referimos a la que cada día se observa en la circunvalación de Granada. La A-44 a su paso por la capital se convierte en muchas ocasiones en un espectáculo de atascos que llegan a desesperar a los viajeros y conductores. Por eso el aeropuerto de Granada va a estrenar una nueva línea aérea que solucione el conflicto.

Operada por una nueva compañía local que se llamará  Lavinair, los vuelos durarán entre diez y veinte minutos y permitirán viajar diaramente a miles de granadinos. Para ello el aeropuerto dispondrá de una nueva terminal tanto en Peligros como en La Zubia para que puedan despegar los aparatos de cada uno de los lugares.

“Aunque de momento durarán más las colas de embarque que los vuelos, con esta nueva línea haremos que sea más ameno esperar a un avión que comerse un atasco en la autovía” afirma Nando Cabeza, CEO de Lavinair. Así mismo, los nuevos aviones volarán bajo para que los pasajeros que estén cerca de sus casas se puedan lanzar sin peligro para su físico.

Es decir, según explican en Lavinair, “si yo cojo el vuelo en Peligros pero quiero ir a Armilla y el avión aterriza en La Zubia, basta con que abra la puerta del avión y me deje caer sobre el punto más cercano a mi casa armillera”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *