Tal día como hoy un australopitecus granadino visita Sevilla y la critica por primera vez

Un 6 de noviembre del año dos millones antes de Jesucristo, un australopitecus nacido en las Peñas de los Gitanos de Montefrío (Granada) entra en la historia por ser el primero en acuñar una crítica granadina hacia Sevilla. Este australopitecus de nombre Unga Dunga, viajó hasta la capital hispalense seducido por las ideas que le habían trasmitido de un supuesto gran mar.

Aquel mar no era otro que el río Guadalquivir. Allí esperaba Unga Dunga poder encontrar peces que pescar y enseñar a su hijo, que le acompañaba, cómo sobrevivir utilizando la pesca. Pero Unga Dunga se llevó una gran decepción. Al llegar a lo que por entonces era Sevilla, coincidió con la tribu Miarma que les robó los peces que lograron capturar utilizando una costumbre muy sevillana. A Unga Dunga y a su hijo les dieron que les dejaran a ellos los peces, que sabrían gestionárselos mejor. Pero nunca más se supo de aquellas capturas que habían hecho para comer.
Así fue como Unga Dunga, enfadado, regresó a Granada y criticó Sevilla por primera vez. “Eso son cuatro piedras mal colocadas” afirmó este australopitecus granadino nada más llegar a casa. Fue así como se inició la primera contienda entre granadinos y sevillanos que ha quedado escrita en la historia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *