Tal día como hoy en 1492 Boabdil se compra un pisito en la Alpujarra y se va de Granada

Gracias al dinero que ganó vendiéndole la Alhambra a los Reyes Católicos

El 2 de enero de 1492 Granada vivió uno de los primeros ejemplos de especulación inmobiliaria que se conocen. Aquel día, según los historiadores que recientemente lo han sacado a la luz, Boabdil, el último rey de Granada quiso “pegar un pelotazo urbanístico” vendiendo la Alhambra “a precio de oro” para mudarse a su propia mansión en la Alpujarra.

Lo que tradicionalmente se ha conocido como la conquista de Granada, en realidad llevaba oculto la venta de un inmueble por un precio muy superior a lo estipulado para poder tener una fortuna para el resto de sus días. Es decir, Boabdil no luchó por Granada porque no había nada por lo que luchar. A los Reyes Católicos les pidió la enorme cantidad de 30.000 camellos, 2.000 reales y 30 dulces inventados por ellos en Santa Fe que con tiempo se conocerían como Maritoñi.

Así, Boabdil y su mujer Morayma lograron mudarse a su mansión en la Alpujarra teniendo dinero y posesiones para el resto de sus días. De ahí que cuando Boabdil se giró en su famoso “suspiro del moro” para ver su Granada lo que en realidad dijo, según los historiadores, fue: “Verás tú Morayma cuando se enteren lo que hay que pagar de agua con las fuentes todo el día funcionando en la Alhambra”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *