La luz maldita que da pie a una leyenda en un piso de estudiantes de Granada

Las historias de fantasmas, espíritus, sucesos paranormales y hechos sin explicación, no son exclusivas de un tiempo pasado. Hay situaciones tan extrañas que han tenido lugar no hace demasiado tiempo que incluso sorprenden por esa misma razón. Lo que contamos hoy está en el terreno de las leyendas urbanas pero no se puede descartar que sucediese de verdad. Pues hay muchas personas que afirman haber tenido conocimiento de la misma.

Sucedió en un piso de estudiantes de Granada hace algunas décadas. En él vivían cuatro chicas. Dos de ellas, al llegar el fin de semana, habían decidido marcharse a sus respectivos pueblos para pasarlo. Y las otros dos restantes se habían propuesto quedarse en casa para disfrutar de Granada. Sin embargo, un plan de última hora de una de ellas le hizo irse a dormir a casa de otra amiga.

Pero entrada la noche, cuando ya estaba en casa de la amiga con la que iba a dormir, se dio cuenta que no llevaba pijama. Por lo que decidió volver a su piso a coger ropa para descansar. Cuando entró en el apartamento no encendió la luz para no molestar a su compañera de piso que debía estar durmiendo. Por lo que cogió el pijama a oscuras y se marchó.

Cuando regresó a la mañana siguiente, todo se precipitó. La chica encontró en el suelo del piso a su compañera tirada bajo una manta. Y junto al que parecía ser su cadáver, una frase escrita con pintalabios: “Suerte que no encendiste la luz”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *