Así se inventó en Granada la expresión “vete y te acuestas”

El 29 de enero de 1908 ha pasado a la historia como un día más que ha configurado la forma de entender Granada como la conocemos. Pues aquel día, un hombre de Cájar pronunció una frase que hoy en día se utiliza habitualmente por todo el mundo. Dicho señor fue a vender productos que había conseguir de su huerto y allí se indignó con lo que sucedía.

Cuando llegó al mercado a ofrecer el producto que había sacado de sus tierras, el comprador le dijo que no tenían calidad suficiente y que se los compraba por muy poco dinero. Una situación que cabreó al campesino de Cájar que no dudó en iniciar un debate dialéctico que acabó con una frase sentenciadora: “Vete y te acuestas”. Así zanjó la discusión este vecino de Cájar que consiguió vender sus productos a un precio mucho más razonable por su cuenta.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *