“¡Quiero ser español!”: un catalán independentista sufre el síndrome de Stendhal tras visitar la Alhambra

Insólita reacción de un secesionista al ver el monumento más visitado de España: “Nada va a ser igual ya”

“Esto es lo mejor que he visto en mi vida. Apenas puedo dar un paso”. Estas han sido las primeras palabras de Carles Folch, un turista catalán que esta mañana ha tenido que ser atendido por los servicios sanitarios a las puertas de la Alhambra tras su visita al conjunto monumental ¿El motivo de su estado? Según los propios médicos, ha sufrido el famoso síndrome de Stendhal, que produce síntomas como temblores, palpitaciones, aceleración del ritmo cardíaco, vértigo e incluso alucinaciones. “Sí, sí, todo de eso me ha pasado”, ha añadido Carles a los medios de comunicación que han acudido al lugar alertados por lo ocurrido.

Se da la circunstancia de que este catalán es, además, declarado partidario de la causa secesionista, tal y como él mismo se ha encargado de asegurar. Sin embargo, ha matizado, su estancia en la Alhambra, y el consecuente efecto que en él ha producido “semejante belleza”, ha provocado un radical cambio en su pensamiento político. “Yo era de los de Diada, estelada, TV3 en vena y ‘rezo’ a Companys. Estaba absorbido totalmente. Granada me ha cambiado. Esto sí que es mundo“, ha añadido.

Las autoridades que han atendido a Carles en la Alhambra no dan crédito a lo que han vivido, tal y como expresa uno de los agentes personados en la zona, que prefiere mantenerse en el anonimato: “Con el perdón de la expresión, ha sido la hostia. Cuando lo han reanimado se ha levantado gritando ‘¡Quiero ser español, quiero ser español’. Abrácenme, por favor, unamos nuestras diferencias’. Nosotros nos hemos quedado en plan… ‘¿pero esto qué pollas es?'”.

Viral

Tras darse a conocer la noticia, el nombre de Carles Folch ha corrido como la pólvora por las redes sociales, donde numerosos usuarios han dado buena cuenta de su extraño e inusual comportamiento, con comentarios que van desde los aplausos hasta las críticas más encendidas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *