La verdad tras las llamadas secretas de Puigdemont sobre el ‘procés’

El plan para introducir al expresident en el Parlament destapado por…  ¡un usuario de Twitter!

Escrito por Rocío R. Gavira (Twitter: @RocioRGavira)

“El pájaro está en el nido. Repito. El pájaro está en el nido”. Este es el inicio de la última conversación filtrada de Carles Puigdemont con varios implicados del ‘procés’, una serie de declaraciones relevantes que ha destapado… ¡un usuario de Twitter! O más bien… inventado. Sí, sí amigos. George Kaplan (@GeorgeKplan) ha tirado de imaginación y humor para elaborar un ingenioso hilo en Twitter sobre el operativo –ficticio– para introducir al expresident en el Parlament y, de camino, recorre los escándalos políticos de nuestro país en los últimos tiempos. La parodia de este tuitero murciano, que lleva una semana rulando por la red, cuenta ya con miles y miles de retuits y favoritos en plena ola informativa sobre Cataluña. Y todo comenzó por pura diversión.
Después de su jornada laboral, George Kaplan estaba tan ricamente descansando en su sofá la noche del martes 30 de enero, cotilleando qué pasaba en el mundo en el móvil. “Vi la foto del primer tuit por ahí. Me hizo gracia la situación de Puigdemont, tapándose la boca al hablar rodeado de gente y pensé que venía al pelo de la expectativa que había sobre si se presentaría o no en el Parlament. De hecho mi idea inicial fue publicar solo ese tuit”, relata el murciano. Y lo publicó:

 

De pronto su cabeza se llenó de ideas locas “sobre una operativa” para introducir a Puigdemont en España. Empezó a buscar fotografías de políticos relacionados con el ‘procés’ hablando por el móvil o escribiendo en él. La llamada de pegatina del expresident Carles Puigdemont se convierte en un teléfono escacharrado en el que participan Rajoy, Junqueras, Florentino Pérez, Pedro Sánchez, Felipe VI, Soraya Sáenz de Santamaría, Inés Arrimadas y hasta Sergio Ramos, entre otros muchos. Tras arrancarse por bulerías, todo fue “una sucesión de ideas a cuál más absurda”, afirma entre risas.

Su mujer estaba sentada a su vera trabajando en el portátil. “Me miraba cómo me descojonaba yo solo sin entender nada. Esos momentos en que te descuajeringas de la risa escribiendo una parida son maravillosos. Y sobre la marcha pensé –continúa Kaplan– que el surrealismo y la mezcla disparatada de conversaciones reflejaba bastante bien la situación en la que nos encontramos. No hay nada más realista que el surrealismo y más en este caso”.

Asegura que su cabeza casi explota esa noche con tanta idea absurda y risas. Eso sí, se fue a dormir más feliz que una perdiz. Bendito sea el humor. A la mañana siguiente pasó lo insospechado: el programa de Ana Rosa Quintana sacó a luz los mensajes del móvil de Comín. “¡No me lo podía creer! Parecía de coña”, flipa el murciano. En ese momento su cabeza volvió a entrar en ebullición. “Aproveché el parón de comer para subir unos cuantos tuits más y también el descanso del curro a media tarde para volcar lo que se me ocurría”. George Kaplan se vino arriba seducido por el cachondeo y logró, sin hacerlo con esa intención, que miles de usuarios compartieran su delirante cruce de llamadas. “Cuando vi la repercusión aluciné mucho. Fue muy improvisado, creí que era demasiado disparatado y realmente estaba soltando las paridas que me venían a la cabeza porque me lo estaba pasando pipa. De estas veces que crees que solo te hace gracia a ti. Pero se me estaba yendo mucho la olla”, confiesa. Riéndose. Y cuando frenó se topó con 2.000 seguidores más en apenas dos días. Conectó con la gente en este asunto en el que “todo está en un punto muy disparatado”.

El tuitero George Kaplan (@GeorgeKplan), padre de una niña y marido de la mujer que lo miraba patidifusa en el sofá, sigue flipando con la acogida por parte del público una semana después de publicar su desternillante relato. “El retorno que he recibido ha sido una gozada”. Pero hay una cosa que le ha hecho todavía más ilusión. Gracias a esto mucha gente ha acabado en el hilo que escribió hace unos meses de ‘El niño que fue Don Quijote’ –fijado en su perfil de Twitter–, una historia “muy muy personal” y con la que en su momento recibió “muchísimo cariño”. Hasta le escribió uno de los que produjeron la serie de dibujos de Don Quijote. “Su hijo leyó el hilo y se lo enseñó a su padre. Casi muero de la ilusión”.

Su profesión, que prefiere preservar, nada tiene que ver con el mundo de la comedia que le encanta. “De pequeño había una cinta de Les Luthiers que grabaron mis padres en VHS que debí de desgastar de las veces que la pude llegar a ver”, cuenta George Kaplan. Además, tiene debilidad por humoristas como Gila, Faemino y Cansado, Tip y Coll o Monty Python.

“Reitero mi agradecimiento”, insiste George Kaplan. Y ahora, aquí tienen el hilo. Pasen y rían:

 

 

 

 

P. D. “Solo una cosa más: un saludo a los tuiteros murcianos, ¡que tenemos que aguantar mucho!”

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *