Oda al pesado que tarda mucho en el cajero

Una cosa nunca falla
que si tienes prisa
con insistencia se repite
y acaba con tus ganas

Tienes que sacar dinero
piensas felizmente
que ese cajero que hay
te lo permitirá rápidamente

Pero, ay, querido
has caído en la trampa
pues hay un señor
operando hasta las tantas

Lleva más en el cajero
que muchos con su pareja
intentando descifrar
los orígenes de la Tierra

Encima te mira
como si te hiciera un favor
haciéndote ver
que él tiene la razón

Que tardar en el cajero
es un arte poco reconocido
pero tan útil y placentero
como una tarde de domingo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *