La misteriosa leyenda de la anciana coja de Chauchina

Cuentan las historias de fervor religioso que la Virgen en alguna que otra ocasión se ha aparecido en la Tierra para llevar a cabo alguna misión. En la que contamos en esta oportunidad, lo que sucede tiene mucho que ver con un milagro. Tuvo lugar en Chauchina y aún hoy hay quienes hablan de la leyenda.

Se trata de un suceso ocurrido en abril de 1906, es decir, hace más de cien años. Entonces, una anciana muy conocida de este municipio granadino, vivía postrada en una silla porque su cojera le impedía andar. Sin embargo, una buena mañana de abril, la anciana encontró su suerte según cuenta la tradición popular.

Muy cerca de donde hoy se levanta la ermita de Virgen de Chauchina, la mujer se encontró con una presencia tan virginal e impoluta que la atrajo hacia ella. La anciana le explicó a esa presencia que era incapaz de andar y la simple aparición de este ente le permitió hacerlo. Los vecinos, sobresaltados, vieron como esta anciana, de nombre Rosario, pasaba de estar coja a recorrer el pueblo. Lo que habían presenciado no era pues otra cosa que un milagro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *