El hotel fantasma escondido en Monachil

Allí, diferentes testimonios dan fe de que lo que ocurre no es normal

Hay lugares que guardan un misterio difícil de explicar. Zonas que aparecen y desaparecen como por arte de magia. Establecimientos y habitaciones que son inaccesibles por mero temor a lo que haya dentro y misticismo instalado en cualquier rincón. En Monachil, el hotel que recibe el mismo nombre, tiene mucho de qué hablar en ese sentido.

Una habitación con olor a muerte. Otras en las que las puertas no se pueden abrir y sin embargo siguen teniendo presencia de vida. Esas son algunas de las situaciones que se dan en este establecimiento hotelero que se encuentra en Colinas Bermejas. Allí, diferentes testimonios dan fe de que lo que ocurre no es normal. Sucede tanto que lo han tomado por algo cotidiano.

Un par de habitaciones, durante las obras de restauración del hotel que ya ha pasado por varios dueños, no se abrían. Pero no es solo que permaneciesen cerradas y empotradas, sino que dentro de ellas se escuchaba el sonido de la megafonía musical del hotel. Lo extraordinario es que esa megafonía seguía sonando incluso cuando no había electricidad.

Pero lo paranormal no acaba ahí. Otros testimonios dan fe de imágenes espectrales que se mueven por el recinto. Algunas de ellas captadas incluso en fotografías. En concreto una que mantiene a quien la hizo preguntándose qué pudo pasar. Una embarazada aparecía junto a una joven que se estaba haciendo una fotografía. Una embarazada que no estaba ahí en el momento de la foto y que formaba parte de los espectros que habitan un hotel que bien podría ser el de ‘El Resplandor’. Y que sin embargo, está en plena Granada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *