Un granadino, indignado porque las intensas lluvias han hecho crecer sus plantas, pero a él no

Que nunca llueve a gusto de todos es algo tan real como lo demuestra el caso que ha salido a la luz en las últimas horas. Un granadino de Padul, Antonio Rodríguez, ha montado en cólera en la plaza del pueblo por lo que considera una injusticia. A su parecer, le resulta increíble que sus plantas hayan crecido mucho con las últimas lluvias y él sin embargo no.

A sus 43 años, Antonio está soltero y considera que el amor de su vida “es mi campo, ahí no hay nadie que me moleste”. Sin embargo, “uno tiene sus necesidades” afirma y “midiendo lo que yo mido pues me cuesta que alguna chavalilla se fije en mi” admite. Por eso, ha decidido acudir a la plaza del pueblo para quejarse amargamente de su estatura y del poco trabajo que ha hecho la lluvia en su beneficio.

“Tenía esperanza de subir del metro sesenta de altura” admite

“Mis plantas han crecido un puñao y yo sigo aquí, bajito, con mi metro sesenta” explica Antonio. Al tiempo que se pregunta: “Ya me dirás tú ¿qué se puede hacer con esta estatura hoy en día?”. El propio vecino de Padul sostiene que él no comió “suficientes Petit Suisses” cuando era un crío y así estoy. “Mira que he estado todos estos días saliendo mucho a la calle para que me lloviera y por no pillar, no he pillado ni un resfriado” concluye.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *