La leyenda del castillo granadino que permitió la invasión musulmana de la península Ibérica

Mucho se ha hablado sobre el pasado de Granada y su esplendor en otras épocas. Mucho se sabe de todo cuanto aconteció especialmente en los últimos siglos del dominio árabe de la península Ibérica y concretamente del Reino de Granada, pero no todo se sabe con respecto a sus orígenes. Al momento en que los árabes entraron en la península y lo hicieron, según cuenta una leyenda, gracias en gran medida a un castillo que pertenece a la provincia de Granada.

En concreto en la Vega de Granada y a pocos kilómetros de la capital, el municipio de Láchar cuenta con un castillo cuyo origen podría ser el mismo que dio pie a la conquista árabe de la península Ibérica. Pues cuenta un relato antiguo que el castillo de Láchar fue mandado construir por el conde Don Julián. Un hombre atormentado por lo que le había pasado a su hija cuando esta estuvo acompañando al rey visigodo Don Rodrigo. Corría el año 709.

Al parecer, según esta antigua historia, Rodrigo, el último rey visigodo de la península, ultrajó a la hija del conde. Por lo que este, dolido por lo sufrido por parte de su hija y tocado en su orgullo, mandó construir un palacete en Láchar. El mismo que dio origen al actual castillo. Allí pretendía ocultar a su hija para que Don Rodrigo no pudiese hacerle nada más.

Pero la historia no acaba ahí. Y es que al bueno de Don Julián le pareció poco tener que encerrar a su hija en un palacete por lo que emprendió la tarea de entablar relaciones con los árabes para vengarse de Don Rodrigo. Permitiendo a estos entrar en la península Ibérica lo que tiempo después daría con la batalla de Guadalete y el inicio del dominio árabe de lo que hoy es España.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *