Un granadino de 50 años estudia irse por fin de casa al ver que sus padres no se van

Ha llegado la hora de irse. Así de claro lo tiene Alfredo, un granadino de 50 años que entiende que con la edad que tiene “ya es hora de hacer la maleta”. Según este hombre, su decisión que lleva tiempo meditando, la ha tomado definitivamente al ver el “pasotismo” de mis padres. Antonia y Daniel, sus progenitores que ya han pasado los 80 años, celebran esta medida y aseguran estar “aliviados, porque ya era hora”.

“Los viejos no se dan cuenta que ya tienen edad para irse”, sostiene el hombre

Alfredo aspira a marcharse a un nuevo hogar tras ver que “mis viejos no se mueven ni con agua caliente, están obsesionados con quedarse en casa y no puede ser”. Este granadino que ya ha cumplido el medio siglo, no comprende cómo sus padres “prefieren seguir viviendo con él cuando en realidad hace tiempo que ya no tiene sentido que compartan casa”.

Después de meses intentando mandarle indirectas como “con el frío que hace, yo creo que estaríais mejor en otro sitio, ¿no?” o “hoy he escuchado que tres son multitud”, Alfredo se ha resignado a marcharse. No sin antes dejar claro que no descarta regresar “si mis viejos se dan el piro, porque ya va tocando”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *