Un calvo granadino se deja barba para disimular

“Si me dejo una barba muy poblada nadie notará que estoy más calvo que Zidane” así de sincero se ha mostrado estos días Miguel. Este joven de 30 años ya sabe lo que es sufrir una incipiente alopecia por lo que no ha dudado un segundo en tomar cartas en el asunto.

Vecino de Churriana de la Vega, está cansado de que todos le dijeran que se iba a quedar calvo. Y lo que es peor, que mirase a su padre y viera que él no es calvo. Por ello, Miguel, que el pasado mes de abril entró en la treintena tiene claro que “bastante tengo con la crisis de los 30 como para tener también una crisis de alopecia”.

De ese modo ha decidido esta semana dejarse barba. Aunque tiene un problema casi tan serio como el de su cuero cabelludo: prácticamente es lampiño. Solo le sale barba por el mentón y el bigote apenas es testimonial por lo que reconoce que “me espera mucha paciencia y una ardua tarea por delante”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *