Un americano sufre quemaduras de 2º grado esperando la puesta de sol del Mirador de San Nicolás

Desde las 15 horas se apostó en un lugar preferente “a cara de perro” como definen a algunos testigos, para que nadie le entorpeciera la visión

“Es la puesta de sol más bonita del mundo”. Así definió Bill Clinton el ocaso desde el Mirador de San Nicolás cuando el entonces presidente de Estados Unidos visitó Granada. Sus palabras supusieron un espaldarazo notable el turismo procedente de Norteamérica, hasta el punto de que muchos de sus compatriotas establecen como primordial la visita a este popular enclave de la ciudad. Pues bien, uno de ellos ha sido protagonista en la tarde de este pasado lunes.

Arnold Hype, como se llama el hombre, ha sufrido quemaduras de segundo grado mientras esperaba la puesta de sol en el famoso mirador. Desde las 15 horas se apostó en un lugar preferente “a cara de perro” como definen a algunos testigos, para que nadie le entorpeciera la visión. “Parecía un lagarto”, añaden quienes lo vieron. El caso es que, tras 6 horas bajo ‘el Lorenzo’ Arnold acabó achicharrado. “Tenía la cara como un tomate”, explican los servicios sanitarios que acudieron a socorrerle.

Y es que Arnold, en su afán por presenciar este bello atardecer, acabó pagándolo caro.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *