Un Policía Local granadino multa a su mujer por error y esta le pide el divorcio

“Hay tantos Seat León que uno ya no puede distinguir” defiende Eustaquio, el agente que cometió el error

Rocío Sánchez ha pedido el divorcio a su marido, Eustaquio Juárez, un Policía Local granadino que cometió la torpeza de multar a su esposa cuando esta se dirigía a hacer unas compras por el centro de Granada. El motivo de la petición de divorcio es precisamente ese, que este agente acabó sancionando a su esposa sin caer en que la matrícula era la de su coche.

“Hay tantos Seat León que uno ya no puede distinguir” defiende Eustaquio, el agente que cometió el error. Según este Policía Local, “yo no tenía mala intención, quería poner una multa como los cientos que pongo a lo largo del día”. Sin embargo, el policía la puso sin ser consciente de que era el vehículo de su mujer Rocío y que esta estaba comprando pese a estar aparcada en doble fila y con los intermitentes puestos.

“Le he pedido el divorcio porque ahora su bromita me va a salir por 200 euros y yo aquel día estaba en el Mercadona comprando porque si no voy yo, él no va, así que encima no me multes” relata Rocío.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *