Un bar de Granada cierra porque se le olvidó incluir la carne en salsa entre sus tapas

El error, que fue detectado por su primer y único cliente, abrió rápidamente un cisma entre los trabajadores del bar y los dueños que no podían dar crédito

Todo un récord. Así se puede calificar la duración de un bar que se abrió hace tan solo una semana en el barrio del Realejo. Un bar de tapas que cometió uno de los errores más graves que se puede cometer en esta materia en la ciudad de Granada: no incluir la tapa de carne en salsa.

Sus dueños, que han decidido clausurar su negocio al darse cuenta del error y de la “enorme falta de respeto que estábamos cometiendo con los granadinos” se justifican en que ellos son cántabros y que se habían enamorado de Granada y querían probar a hacer tapas. “Nos hemos dado cuenta que esto no lo puede hacer cualquiera y que es muy fácil cometer este tipo de errores” señalan.

El error, que fue detectado por su primer y único cliente, abrió rápidamente un cisma entre los trabajadores del bar y los dueños que no podían dar crédito de la torpeza que habían cometido al elaborar la carta. “En esta vida se puede fallar en muchas cosas pero nunca en no tener carne en salsa en un bar de Granada” sostiene el cliente que detectó lo que estaba sucediendo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *