Olvida a su marido en el Nevada tras dejarlo esperando mientras ella compraba

Julián no podrá olvidarlo jamás. Su odisea del pasado viernes 12 de octubre, en pleno puente del Pilar, bien le pudo haber servido para ver su vida pasar minuciosamente porque las horas que tuvo que esperar sentado en el centro comercial Nevada hasta que su mujer apareció, fueron demasiadas. Ya que su esposa se lo dejó olvidado cuando se encontraba comprando.

Según la versión del propio Julián, su mujer había ido al citado centro comercial “a echar un ojillo a las tiendecillas”. Y aunque en un primer momento la acompañó de establecimiento en establecimiento “llegó un momento en el que me cansé porque ella no se aclaraba”. Fue entonces cuando decidió esperarla en una de las zonas de descanso con tan mala fortuna que su mujer no se acordó ya más de él.

Tras diez años de matrimonio, su esposa, Rosa, se marchó del centro comercial sin caer en la cuenta de que su marido se había quedado esperándola. Con tan mala fortuna que él no llevaba móvil “porque me lo suelo dejar en casa cuando no estoy trabajando”, así que ella no pudo contactar con su esposo cuando se dio cuenta de su olvido “varias horas después”. Al final, unas diez horas más tarde, acabó regresando al centro comercial para recogerlo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *