Una granadina sueña que abren un Ikea y se deprime al comprobar que no es real

Lo ha tocado con las manos. Lo ha sentido en sus dedos. Los muebles, camas y utensilios que hacen de Ikea un lugar soñado y deseado por miles de granadinos, ha estado muy cerca de ser real para Laura, una joven vecina de la Chana que ha conseguido visitar el Ikea de Granada antes que nadie.

Lo ha hecho gracias a un sueño en el que ella misma se ha imaginado comprando todo lo que ha soñado siempre y que solo ha podido hacer yendo a Málaga. “Por un momento me creía que iba a poder comprar cualquier cosa y a comer albóndigas suecas” sostiene Laura que no puede ocultar su depresión tras despertarse y comprobar que todo fue irreal.

“Esto ha sido un mazazo” añade. “Estaba pensando en llamar a mis amigas para ir juntas esta tarde y ya había planeado todo, pero no va a poder ser”. No en vano, Ikea aún no está en Granada y que llegue a estarlo algún día es un sueño para muchos granadinos mayor que ver al Granada Club de Fútbol jugando la Champions League.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *