Una madre pide a la Policía Local de Granada que detengan a su hijo por lo mal que toca la flauta

Desesperación y falta de sueño son dos de las circunstancias que padece Ana Gutiérrez. Se trata de una madre de Granada capital que ha solicitado a la Policía Local que intervenga y solucione el conflicto que se produce en su casa desde que empezara el curso escolar. El motivo, según parece, es que el hijo de Ana ha empezado clases de música.

El comienzo de dichas clases supone a su vez la práctica incesante con instrumentos entre los que destaca la flauta. “Pero mi hijo no tiene ni oído ni gusto por la música, solo produce atentados sonoros con esa cosa así que por lo menos algún delito tiene que estar cumpliendo”. De ahí que haya decidido pedir ayuda a los agentes que se han limitado a solicitar al niño, de tan solo 11 años, que toque más bajo y en horas que no sean de sueño o si no los Reyes Magos no vendrán esta vez.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *