La Asociación Granadina de Cinéfilos pide prohibir por ley que la gente “dé el coñazo comiendo en el cine”

Disfrutar del cine es algo que cada vez se hace menos debido a la expansión de la tecnología asociada al vídeo a través de internet. Sin embargo, aún quedan amantes del séptimo arte que acuden a sus salas preferidas para disfrutar de dos horas abstracción. Así al menos lo definen los socios de la Asociación Granadina de Cinéfilos que ha iniciado una campaña para que “nadie perturbe nuestro disfrute”.

Dicha campaña consiste en la petición expresa al Congreso de los Diputados para que promueva una ley que acabe con la gente que come durante la proyección de una película. Literalmente solicitan que no se permita que la gente “dé el coñazo comiendo en el cine”. “¿Nosotros vamos a tu casa a comerte en la oreja? ¿A que no? Pues eso, pesados” explica Eustaquio López, presidente de la asociación.

Su hartazgo es tal que en los días del espectador y días del cine que las entradas están más baratas y hacen que más público acuda al cine, estos asociados compran “todas las entradas de la sala de la película que queremos ver para que nadie nos moleste y no, no es que la película en sí haya sido un éxito de taquilla porque hace poco reservamos una japonesa que no había visto ni su director” sentencia Eustaquio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *