Un hombre denuncia a una joven que le dejó su asiento en el bus por hacerle sentir viejo

“Qué vergüenza, en 55 años no me había pasado nunca”. En esos términos se ha expresado Humberto, un granadino de 55 años que ha decidido presentar una denuncia a una joven que el pasado domingo viajó en el mismo autobús urbano de Granada que él. Por lo visto, la mujer decidió ceder su asiento a este hombre que acababa de entrar en este transporte público.

Ahí fue cuando Humberto se cabreó severamente. No podía comprender cómo había habido alguien que había osado a dejarle su asiento “cuando yo estoy hecho un chavea”. Extremo que sus más conocidos niegan porque “solo con decir chavea ya se le nota la edad que tiene”. Sin embargo, la chica le prestó su asiento y fue motivo suficiente para que nada más bajar del autobús, Humberto presentase una denuncia “por ofenderme” ante la Policía Local.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *