La mitad de los granadinos guardan la leche en la nevera cuando apenas queda en el tetrabrik

Se trata de algo habitual que se hace mucho en Granada y que hasta ahora nadie había tomado en consideración: ¿a dónde van a parar los tetrabriks de leche cuando apenas ya no queda leche en su interior? Según una investigación que se ha llevado a cabo al respecto, más de la mitad de los granadinos prefiere guardar ese tetrabrik otra vez en la nevera.
El principal motivo que encuentran los investigadores para esta rara afición es que los que dejan así los tetrabriks “son tan vagos que son incapaces de echarse la leche que sobra aunque esa no vaya a suponer un esfuerzo demasiado grande”. No obstante, la tónica habitual es dejar poca leche y ni siquiera reponerla con un nuevo cartón. Por lo que además de haber poca la próxima vez que van en su búsqueda, se quejan de que la que hay está caliente “porque nadie la ha metido en la nevera”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *