Llevan 3 años llamando Bambi a un cornudo y él sigue sin pillarlo

Tres años, 36 meses y muchos amores para su pareja, pero él sigue sin enterarse. Esa es la historia de Raúl, un vecino de Motril que seguramente tras la publicación de este artículo comprenda que se trata de él y que algo está pasando con su relación. Porque le llaman “Bambi” como apodo, pero él no acaba de pillarlo.

De hecho, este motrileño creer a pies juntillas que su apodo viene de lo buena persona que es y de lo mucho que ama la naturaleza. No en vano, pasa gran parte de su tiempo entre árboles y en pleno campo porque es lo que él necesita para respirar. Lo que no sabe es que durante ese tiempo su novia está con otros chicos.

El problema no es que Raúl sea cornudo y no se haya enterado, el problema es aún mayor porque la que es aún su pareja aún no ha podido decirle que ya no quiere estar con él porque como pasa tanto tiempo entre montañas, apenas le ve. Por lo que parece que este motrileño aún tendrá que aguantar el mote y los cuernos durante un tiempo más.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *