La NASA investiga cómo es posible encontrar aparcamientos libres cuando ya se ha aparcado

Se trata de un fenómeno que empieza a estar extendido. No en vano, cientos de personas sufren esta situación cada día en todo el planeta, pero en Granada últimamente se da con más asiduidad que anteriormente. Se trata de buscar aparcamiento, pasarse más un buen puñado de minutos haciéndolo hasta dar con uno. Y luego, una vez ya aparcado, al ir andando, encontrar varios sitios libres por donde ya se había mirado.

Para esclarecer este misterio, la NASA, a través de su equipo de físicos, tratan de concluir cómo es posible que esto suceda. Y la conclusión es más que clarificadora: pasa porque eres un desafortunado. Porque no hay explicación física más allá de aquella que determina que si algo tiene que salir mal, te va a salir mal para que te pases un rato encabronado. No pasa nada, la próxima vez a lo mejor tienes más suerte, pringao.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *