National Geographic descubre una nueva civilización en las rastas de un vecino del Albaicín

Parecía cuestión de tiempo y ha acabado sucediendo: las rastas son el lugar perfecto para
albergar vida. Así ha quedado claro después del descubrimiento de National Geographic que
en la grabación de un reportaje en Granada ha encontrado un hallazgo relacionado con las
rastas y con la posibilidad de crear vida.
Más en concreto, National Geographic ha descubierto que El Loros, un vecino carismático del
Albaicín, ha sido capaz de albergar toda una civilización en sus rastas.

La investigación ha
concluido que los seres que viven en su pelo pueden tener al menos 2 ó 3 años y que su
capacidad de evolución ha sido tal que no descartan que hayan sido capaces incluso de
desarrollar un lenguaje propio.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Verificación humana *